Licencia de Creative Commons
Filosofía según Carlos by Carlos Álvarez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://filosofiaseguncarlos.blogspot.com.es/.





Contador de visitas



BLOG's amigos:

Mutatis Mutandis (Óscar Sánchez)

La Guarida del Pensador (Rodrigo Cueto)

Alguien tenía que decirlo (Lucas Suárez)

Soma Sema (Unai Coto)

La Torre del Ermitaño (Jorge Alonso)

I Wonder (Raúl Alonso)






Páginas vistas en total

miércoles, 2 de mayo de 2012

El anarquismo: inútil y perjudicial

"Anarquismo" es una expresión procedente del griego que significa "sin gobierno". El anarquismo, por tanto, es la teoría política que predica la abolición del estado y el gobierno y, por el contrario, defiende una sociedad donde los individuos se relacionan entre ellos sin necesitar una autoridad superior que dicte leyes y controle sus conductas mediante una policía o un ejército. Las personas en una sociedad anarquista no establecerán su conducta ni por sometimiento a la ley ni por sometimiento a la ley ni por sometimiento a una autoridad y a un poder, sino por acuerdos libres establecidos entre los distintos individuos o entre diferentes grupos. Por tanto, según esta teoría política, todos los asuntos humanos deberán ser dirigidos por los individuos que establecen diversas asociaciones y pactos de forma libre y voluntaria.



Símbolo del anarquismo
(clic en la imagen para agrandar)


En mi opinión, el anarquismo es una filosofía política y social bastante inútil e impropia del ser humano. Si la gente (cito del párrafo anterior) "no necesita una autoridad superior que dicte leyes y controle sus conductas mediante una policía o un ejército", quiere decir que todos pueden hacer lo que quieran. Se sabe que el ser humano es un ser violento, rencoroso...

Como decía Thomas Hobbes (1588-1679), "el hombre es un lobo para el hombre". Este filósofo tenía una concepción muy negativa del ser humano, al igual que yo. Él pensaba que si no existiera una sociedad gobernada por un poder fuerte que impusiera las leyes obligando a sus ciudadanos con diferentes mecanismos coercitivos (policía, ejército...) a cumplirlas, el hombre se comportaría como un ser despiadado y egoísta que sólo busca su propio beneficio. Las personas no seríamos seres civilizados, sino bestias salvajes.

Yo opino lo mismo que Hobbes. El hombre tiene una naturaleza que, para vivir en sociedad, necesita una serie de leyes o normas de convivencia, para no perjudicar a los demás, y un grupo de personas que le obligasen a cumplirlas. Además, siendo así, el anarquismo se anularía a si mismo. Imagina la situación en que todo el mundo puede hacer lo que quiera. Un día, por lo que sea, hay una pelea entre dos o más grupos de gente muy cabreada con los adversarios. No hay normas ni un cuerpo de personas que les obliguen a cumplirlas, por lo tanto, son libres de llegar a matarse entre sí sin que nada ni nadie les detengan. O alguien que, sin motivo alguno, puede ir por la calle matando a personas sin que nadie mueva un dedo por pararle. Estos son actos injustos y se tomarían medidas contra ello. Para empezar, se establecerían normas de convivencia, normas que la gente no aceptaría porque son "anarquistas", por lo que ahí ya surgiría un cuerpo de policía y un ejército para controlar que nadie anda matando por ahí. Y acabaríamos otra vez con un estado, con leyes y gente que te obliga a cumplirlas.

En conclusión, el anarquismo es una teoría política inútil y perjudicial para las personas, ya que se mira por el beneficio propio y no por el de los demás. Sólo sería la mejor opción en el caso de que todos los ciudadanos fueran unos santos, pero me da que no se da el caso en ningún rincón del mundo poblado por una sociedad.


Fuente:  Apuntes de Filosofía y Ciudadanía de Óscar Sanchez (Tema 6: Politeia (primera parte) ).
descripcion

Ir al cielo